Tal y como explicamos en el post factores a tener en cuenta cuando te vas a poner implantes dentales, existe la creencia de que los implantes dentales son un tratamiento sencillo, barato y para toda la vida.  Sin embargo, nada más lejos de la realidad, ser un paciente ideal resulta bastante difícil.

En este post te queremos explicar por qué un tratamiento implantológico suele ser caro y por qué vale la pena que te lo hagas en un sitio de referencia.

Antes de empezar, queremos recordarte que si tienes alguna duda o quieres consultar precio de implantes dentales solo debes reservar una 1ª visita gratuita en nuestra Clínica Dental Echeverria en Barcelona.

Porque poner implantes no siempre es fácil: ser un paciente ideal es difícil y por lo tanto también lo es que la cirugía para ponerte el implante sea sencilla

 

Existen múltiples causas que pueden hacer la cirugía compleja: falta de hueso en altura o en anchura, encía fina, sonrisa muy alta que muestra la encía, paciente con patología de base, paciente periodontal, paciente no comprometido con la salud oral o tratar un tratamiento previo fracasado. En todos estos casos conseguir una situación estable y estética es posible pero exige CONOCIMIENTOS, TRABAJO MULTIDISCIPLINAR, RECURSOS TECNOLÓGICOS Y BIOMATERIALES. Ninguna de estas cosas es barata.

Biomateriales

Cuando tenemos que compensar ausencias de hueso ya sea en altura o en anchura, lo normal es que necesitemos colocar biomateriales. Este tipo de recursos médicos son los que nos permiten llevar los casos al límite y reproducir aquello que ya sea como consecuencia de la enfermedad o como consecuencia de una causa externa, se ha perdido. Estos materiales tienen distintas calidades, pero supongo que todo el mundo entiende que normalmente las que funcionan mejor y están mejor avaladas por la literatura científica son también las más caras para el dentista y por supuesto también para el paciente. Este tipo de productos comprende los huesos de origen animal o mineral, las membranas y los estabilizadores de las membranas.

Recursos tecnológicos

Hoy en día, la odontología de más calidad y más predecible es digital. Eso quiere decir que desde la planificación hasta la colocación pasando por el propio acto quirúrgico se hacen en base a recursos tecnológicos. Poder tomar un modelo de la boca de forma digital, escanear tu hueso con una tomografía computarizada, diseñar tu diente con un software digital, planificar tu cirugía desde el ordenador y realizar tu diente con una máquina y no a mano alzada es hoy en día posible. Al hacerlo de esta manera se minimizan los errores como consecuencia del factor humano y mejoran los resultados inmediatos y a largo plazo. Una vez más, disponer de estos elementos en la consulta y conocer cómo funcionan requiere mucho dinero y horas de formación que lógicamente se imputan en el coste final del tratamiento.

Trabajo multidisciplinar

Cuando colocamos un implante complejo suelen intervenir varios especialistas. Los más comunes son:

    • El periodoncista, ya que los pacientes con esta enfermedad son los que pierden hueso con más frecuencia.
    • El implantólogo, que es posible que sea el propio periodoncista.
    • El protesista, que es el que realiza el diseño y colocación de la prótesis.
    • La higienista, que es la que te cuida los dientes y prepara el caso para que trabajemos en condiciones adecuadas.
    • El protésico, que es el que realiza la prótesis según las indicaciones del protesista. Este último es muy importante ya que lo que determina la estabilidad del resultado y la estética son los materiales utilizados para hacer las prótesis. Si el laboratorio proteico es barato para reducir costes, el resultado final se resentirá.

Conocimientos

En este apartado me vais a permitir que cuente una anécdota. Cuando vas a cursos de gestión en odontología es muy frecuente que en algún momento el/la que te da el curso haga el siguiente paralelismo: “¿Verdad que cuando subes a un avión tu no te planteas si el piloto es bueno o malo, verdad que das por supuesto que sabe lo que está haciendo, pues lo mismo les pasa a los pacientes con el dentista?”.

Las primeras veces que lo escuché, como acababa de empezar, me parecía que el planteamiento era de lo más lógico. Sin embargo, hoy, 12 años después, la consecuencia de esta frase es que cada vez me da más miedo subirme a un avión.

Los conocimientos son IMPRESCINDIBLES SIEMPRE y restarles valor o considerar que todos tenemos los mismos es un error. Por lo tanto, no me extenderé más en este punto, pero sí que diré que en caso de haber dedicado muchos años y esfuerzo a seguir formándote es normal que lo repercutas en el precio.

El tipo de implante

Un implante dental es un biomaterial y por lo tanto s escoge a las mismas consideraciones planteadas en el punto número 2. Los implantes pueden ser de distintos tipos y los precios también son muy variables. Cuando el clínico escoge el material con el que va a trabajar lo hace en función del precio y de la calidad, siendo los que tienen más soporte científico los más caros. En el post 4 características de los implantes dentales de alta gama puedes ver qué es lo que hace que un implante sea mejor que otro y con cuál trabajamos nosotros.

Esperamos que este post os haya sido útil y ya sabéis que para cualquier duda o sugerencia solo tenéis que poneros en contacto con nosotros y estaremos encantados de atenderos.