Las caries suponen una gran molestia para el que las sufre. La mejor solución es acudir al dentista cuando sentimos molestias, pero… ¡no es la única! La clave está en seguir una dieta adecuada y equilibrada. Todos sabemos que ciertos alimentos aceleran la aparición de caries, pero ¿sabías que hay alimentos que pueden evitar su formación?

Seleccionar bien el tipo de alimentos que ingieres no solo te permitirá lucir unos dientes saludables y una bonita sonrisa, también ayudará a conservar tu dentadura la mayor parte de tu vida.

Qué debes comer para evitar la aparición de caries:

Calcio

El calcio es necesario regularmente, permite fortalecer los dientes y producir más saliva. Lo encontramos en alimentos como la leche, el queso o el salmón.

Vitamina D

La “vitamina del sol”, nos ayuda a absorber el calcio y otros componentes como el fósforo. Para ello podemos comer alimentos ricos en esta vitamina como champiñones o pescado. Dejar que el sol toque nuestra piel mientras paseamos es otra opción. Recuerda que un exceso de sol es muy perjudicial para la salud, pero también lo es no permitir éste que penetre en absoluto debido al uso de cremas solares de muy alta protección.

Vitamina K2

Al igual que la vitamina D, nos ayuda a absorber el calcio y el fósforo. En este caso, la encontramos en alimentos como el queso, carnes, pollo o en los huevos.

Magnesio

Este componente contribuye a la remineralización de los dientes y al balance de los nutrientes.  Se encuentra en alimentos como el cacao o en los aguacates.

Fósforo

El fósforo nos protege de enfermedades bucales y en específico de la aparición de caries. Se encuentra especialmente en semillas y en carnes.

 

Qué alimentos provocan las caries

Los alimentos que contengan estos componentes favorecen el hábitat de las bacterias causantes de la caries así como su formación 

Gran nivel de ácido fítico

El ácido fítico no deja absorber nutrientes como el calcio o el magnesio. Está muy presente en alimentos de uso cotidiano como el arroz, las lentejas, las almendras, el maíz o en las habas de soja.

Gran nivel de azúcar

El azúcar alimenta la bacteria que provoca las caries, un exceso de azúcar puede ser muy perjudicial para la salud bucal y la calidad de los dientes.

Frutos secos

Los frutos secos son alimentos muy saludables pero los de tipo blando como las pasas y los orejones pueden pegarse a los dientes y favorecer la aparición de caries.

Comidas y bebidas ácidas

Este tipo de comidas y bebidas no solo ayudan a la formación de caries, también estropean el esmalte de los dientes y favorecen la caída de estos.

Carbohidratos

Los carbohidratos como la pasta, el pan blanco o el arroz blanco se convierten en azúcares de inmediato y favorecen la formación de caries

 

En conclusión: los mejores alimentos para fortalecer los dientes son aquellos ricos en fósforo, calcio,magnesio, vitamina D y K2 ya que ayudan a su remineralización y evitan la formación de caries. Los alimentos con altos niveles de azúcar, los carbohidratos, el ácido fítico y los frutos secos blandos contribuyen a la presencia de bacterias “malas” y de caries, por lo que es mejor no comerlos en exceso. ¡Te recomendamos lavarte los dientes cada vez que consumas uno de estos alimentos para así evitar posibles bacterias!