¿Cómo usar el hilo dental?

Aunque muchos de nosotros nos cepillamos los dientes regularmente, el hilo dental a menudo es pasado por alto. Sin embargo, este pequeño aliado es esencial para mantener una sonrisa saludable y radiante.

En este artículo, exploraremos en detalle cómo usar el hilo dental, sus beneficios y cómo puede prevenir problemas dentales. Además, responderemos algunas de las preguntas que más se repiten en nuestra clínica,  cuándo y con qué frecuencia utilizarlo, y cómo manejar el dolor o sangrado que algunas personas experimentan.

Así que, si deseas mejorar tu rutina de higiene bucal y asegurarte de que estás haciendo todo lo posible para mantener tus dientes y encías saludables, sigue leyendo. ¡Tu sonrisa te lo agradecerá!

Pide una cita gratis, estamos en Barcelona

Paso a paso: ¿Cómo utilizarlo correctamente?

Usar el hilo dental adecuadamente es fundamental para garantizar una limpieza eficiente y prevenir daños en las encías. A continuación, te ofrecemos un paso a paso sobre cómo utilizar correctamente el hilo dental.

# Cantidad de hilo dental a utilizar

Es recomendable utilizar aproximadamente 45 cm para asegurar una limpieza adecuada. Esta cantidad permite envolver suficiente hilo alrededor de los dedos y tener un tramo limpio para cada espacio interdental.

# Técnica para enrollar el hilo dental en los dedos

Enrolla la mayor parte del hilo alrededor del dedo medio de una mano y el resto en el dedo medio de la otra mano. Deja aproximadamente entre 2.5 y 5 cm de hilo entre ambos dedos.

Sujeta el hilo con firmeza entre los dedos pulgar e índice de ambas manos, dejando un espacio libre para deslizarlo entre los dientes.

# Método para deslizar el hilo dental entre los dientes

Introduce el hilo suavemente entre dos dientes, realizando un movimiento de zigzag para evitar dañar las encías.

Una vez que esté en el espacio interdental, abraza un lado del diente con el hilo en forma de “C” y deslízalo hacia arriba y hacia abajo suavemente.

Repite este proceso en el otro lado del espacio interdental, asegurándote de abrazar el otro diente con el hilo en forma de “C”.

Continúa limpiando todos los espacios interdentales y detrás de los últimos molares. No olvides utilizar un tramo limpio de hilo para cada espacio.

# Cómo limpiar el área entre los dientes y la línea de las encías

Al deslizarlo entre los dientes, asegúrate de llegar hasta la línea de las encías sin ejercer demasiada presión para evitar dañarlas.

Desliza el hilo suavemente por debajo de la línea de las encías, limpiando la base del diente y eliminando la placa y los restos de comida acumulados.

Repite este proceso en el otro lado del espacio interdental, limpiando la base del otro diente. Recomendamos compaginar el hilo dental con la limpieza dental.

 

¿Por qué es importante usar hilo dental?

La cinta dental ofrece una serie de beneficios que nos ayudan a mantener nuestra boca sana:

  • Elimina la placa y los restos de comida: Porque llega a áreas que el cepillo de dientes no puede alcanzar, como los espacios interdentales y bajo la línea de las encías. Al eliminar la placa y los restos de comida de estas áreas, se reduce el riesgo de caries y enfermedades periodontales.
  • Previene el mal aliento: La acumulación de placa y restos de comida en áreas de difícil acceso es una causa importante de mal aliento. El uso de hilo dental ayuda a eliminar estas partículas y mantener un aliento fresco.
  • Mantiene las encías saludables: Usarlo regularmente previene la inflamación de las encías y la gingivitis, ya que elimina las bacterias que causan estas afecciones.
  • Contribuye a una sonrisa más atractiva: Al eliminar la placa bacteriana y los restos de comida, ayuda a prevenir manchas y decoloración entre los dientes, lo que resulta en una sonrisa más blanca y atractiva.

Además, es una herramienta eficaz en la prevención de problemas dentales, tales como:

  • Caries: Al eliminar la placa y los restos de comida de los espacios interdentales, disminuye la cantidad de bacterias presentes en la boca. Estas bacterias producen ácidos que desmineralizan el esmalte dental, lo que a su vez puede causar caries.
  • Enfermedad periodontal: La placa dental que no se elimina se convierte en sarro, que es más difícil de eliminar y puede provocar inflamación y sangrado en las encías. Este proceso podría derivar en enfermedad periodontal, que afecta a las estructuras que sostienen nuestros dientes, como las encías, el hueso y el ligamento periodontal. El uso regular de seda dental ayuda a prevenir la formación de sarro y, en consecuencia, reduce el riesgo de enfermedad periodontal.
  • Pérdida de dientes: Si no se trata, la enfermedad periodontal provoca la pérdida de dientes debido a la destrucción de las estructuras que los sostienen. Usar el hilo dental correctamente previene este problema.

¿Cuándo y con qué frecuencia debo usar hilo dental?

Utilizarlo de manera regular y efectiva es crucial para mantener una buena salud bucal.

El momento ideal para utilizar hilo dental varía según las preferencias y horarios individuales. Lo más importante es encontrar un momento en el que puedas dedicar tiempo suficiente para realizar una limpieza completa y cuidadosa. Algunas opciones para considerar son:

  • Antes de cepillarte los dientes por la noche, ya que elimina los restos de comida y la placa acumulada durante el día. Además, al realizarlo antes del cepillado, el flúor del dentífrico puede penetrar mejor en los espacios interdentales.
  • Después de comer: Si prefieres emplearlo después de las comidas, asegúrate de hacerlo con cuidado para evitar dañar las encías. Esta opción ayuda a eliminar los restos de comida atrapados entre los dientes y evitar el mal aliento.
  • Cuando tengas tiempo: Si no encuentras un momento específico del día para usarlo, lo único importante es que lo hagas cuando tengas tiempo suficiente para hacerlo correctamente. La clave es ser consistente y asegurarte de utilizar el hilo dental al menos una vez al día.

En cuanto a la frecuencia de uso, se recomienda usarlo al menos una vez al día para mantener una higiene bucal adecuada. Usarlo diariamente ayuda a eliminar la placa y los restos de comida que se acumulan en los espacios interdentales y bajo la línea de las encías, lo que previene problemas dentales como caries y enfermedades periodontales.

¿Qué hacer si siento dolor o sangrado?

Es posible experimentar dolor o sangrado al usar hilo dental, especialmente si eres nuevo en esta práctica o no la realizas con frecuencia. A continuación, exploraremos las posibles causas del dolor o sangrado y te ofreceremos consejos para reducir la incomodidad y cuándo consultar a un dentista.

# Posibles causas del dolor o sangrado

  • Técnica incorrecta: Si estás utilizando el hilo dental de forma demasiado brusca o ejerciendo mucha presión, es posible que dañes las encías y provoques dolor o sangrado.
  • Encías inflamadas: Si no usas hilo dental con regularidad, tus encías pueden estar inflamadas debido a la acumulación de placa. En este caso, el sangrado puede ser una señal de que tus encías necesitan una limpieza más profunda.
  • Enfermedad periodontal: Si tienes gingivitis o enfermedad periodontal, tus encías pueden estar más sensibles y propensas al sangrado.

# Consejos para reducir la incomodidad

  • Mejora tu técnica: Asegúrate de usar hilo dental con cuidado y suavidad, evitando ejercer demasiada presión sobre las encías. Introduce el hilo dental entre los dientes con un movimiento de zigzag y deslízalo suavemente hacia arriba y hacia abajo.
  • Usa un hilo dental más suave: Si experimentas dolor o sangrado, considera cambiar a un hilo dental más suave o a un hilo dental con cera para facilitar el deslizamiento entre los dientes y minimizar la irritación
  • Sé constante: Si no estás acostumbrado a usar hilo dental, es posible que tus encías sangren al principio. Sin embargo, al ser constante en su uso, tus encías se fortalecerán y el sangrado debería disminuir con el tiempo.
  • Enjuague bucal: Usa un enjuague bucal antimicrobiano después de usar hilo dental para ayudar a reducir la inflamación y el sangrado de las encías.

# Cuándo consultar a un dentista

Si el dolor o el sangrado persisten a pesar de utilizar una técnica adecuada y ser constante en el uso del hilo dental, es importante consultar a un dentista. El profesional podrá evaluar la situación y determinar si el sangrado es causado por una enfermedad periodontal u otra afección que requiera tratamiento.


Si necesitas la opinión de un profesional, llámanos y te citaremos sin ningún tipo de compromiso.

Pedir cita gratis sin compromiso

Leer más  ¿Cómo reconocer a un buen dentista?
Por Published On: 27 abril, 2023Categorías: Salud dental general

Comparta esta información en su red Social favorita!

About the Author: Ana Echeverria

¡Hola! Soy Ana Echeverría, experta en Periodoncia e implantes dentales. Licenciada en Odontología por la Universidad de Barcelona, y con Máster en Periodoncia e Implantes por la Universidad Complutense de Madrid. Además de ser miembro del Comité Editorial de la revista científica "Periodoncia Clínica", escribo artículos relacionados con la odontología en general en el blog de la Clínica Dental Echeverría.