Los implantes dentales son uno de los tratamientos más conocidos y demandados por los pacientes. Sin embargo, se trata de un recurso no exento de complicaciones y cuyo uso debe considerarse muy bien antes de llevarse a cabo.

Teniendo en cuenta esto, si quieres saber cuál es la razón por la que el uso de los implantes dentales está tan extendido, te invito a que sigas leyendo.

Y si te estás pensando ponerte un implante pero no lo tienes claro, contacta con nosotros y ven a hacerte una primera visita gratuita en nuestra clínica en Barcelona y revisamos tu caso sin compromiso.

¿Por qué tu dentista desea ponerte un implante dental, pero tú deberías pensártelo?

 

1. Porque los implantes dentales a corto plazo funcionan muy bien

Los implantes son una muy buena herramienta terapéutica y a nosotros en Echeverria también nos gusta ponerlos.

Sobre todo en casos ideales para implantes, donde el coste-beneficio es muy favorable tanto para los pacientes como para el dentista. Sin embargo, ser un caso ideal es poco frecuente ya que se deben dar varias circunstancias. Cuando las circunstancias no son las óptimas, poner implantes dentales sigue siendo muchas veces la mejor opción, pero entonces debes saber que la cosa cambia y cambia bastante.

Poner implantes difíciles es, como su nombre indica, difícil. Suelen ser casos en pacientes con poco hueso, enfermedad periodontal avanzada, poco cuidadosos con su higiene y muchas veces fumadores.

En estos casos no solo la técnica es mucho más compleja, sino que el pronóstico del caso es peor y debe tenerse en cuenta muchos aspectos también a la hora de realizar los dientes por parte del laboratorio protésico.

Aún y así, aunque el tratamiento no se haya llevado a cabo de forma adecuada, debes saber que lo normal es que los primeros 5 años todo funcione más o menos bien. Pasado ese tiempo, si el tratamiento o el mantenimiento no han sido los ideales, el implante dental empezará a dar signos de fracaso.

2. Porque es un tratamiento fácil en condiciones ideales

Como hemos comentado en el apartado anterior poner implantes en condiciones ideales es una gozada. Técnicamente es bastante sencillo y en el caso de no tener que regenerar o colocar injerto suele ser relativamente económico.

Por desgracia ser un caso ideal es difícil y la consecuencia de esta frase puede llegar a ser nefasta para los pacientes ya que en muchísimas ocasiones es el dentista el que busca razones para poner implantes fáciles.

Al quitar dientes periodontales cuando aún hay suficiente hueso el dentista se asegura de que la cirugía va a ser fácil y todo va a ir bien. Obviamente no hace falta que te diga que el coste para ti habrá sido altísimo, sobre todo a nivel biológico ya que te habrán quitado uno o varios dientes que eran mantenibles.

Si quieres saber cómo puedes estar seguro de que te han de quitar un diente te aconsejo que leas el post ¿Por qué no dejar que te quiten un diente que no se mueve?.

3. Porque la industria también gana mucho dinero con los implantes y anima a todos los dentistas, independientemente de su especialización, a poner implantes

Los ciudadanos de pie tenemos una relación amor-odio con la industria farmacéutica y lo mismo nos sucede a los profesionales. No cabe ninguna duda que la labor investigadora de estas empresas es fundamenta para nuestro bienestar.

Pero por otra parte “comercializar” la salud es algo que éticamente plantea muchas preguntas. Sobre todo en un sistema de salud como el actual que no se basa es preservar la salud sino en tratar la patología.

Dicho esto, resulta más fácil entender que la industria implantológica (sobre todo aquellas compañías más residuales que son las que venden los implantes más baratos) anime a los dentistas generales y sin formación específica a colocar implantes alegando que se trata de un tratamiento sencillo y muy rentable.

Estas empresas hacen cursos patrocinados, que pueden durar horas o días en función de la seriedad que quieran transmitir, y que ofrecen al dentista la falsa seguridad de que ya pueden enfrentarse a una especialidad con muchos recovecos y dificultades.

Conclusión

Los implantes dentales son una herramienta terapéutica estupenda, pero que como todas tiene sus ventajas y sus limitaciones.

Se trata de un tratamiento relativamente sencillo pero que en muchas ocasiones requiere de tratamientos coadyuvantes como regeneraciones o injertos para obtener un resultado estable y estético.

Además, la realización posterior de dientes que además de ser estéticos permitan higienizar bien las prótesis es fundamental y muchas veces pasado por alto por los dentistas no especializados.

Así que, si quieres hacerte una revisión completa y gratuita en Dental Echeverría, contacta con nosotros para reservar hora con nuestro especialista en implantología dental.