El mal aliento o halitosis puede ser desagradable tanto para nosotros como para las personas que nos rodean. Suele estar causado por una mala higiene bucal y afecta a un 30% de la población adulta. Sin embargo, en algunas ocasiones es una manifestación de otras enfermedades del individuo.

Causas del mal aliento

 La principal causa del mal aliento son unos gases producidos por las bacterias llamados compuestos sulfurados volátiles (CSV). Estos compuestos se producen sobretodo ante:

 

  • Poca higiene bucal: la principal causa del mal aliento es el descuido de nuestra higiene. Debes cepillarte los dientes al menos dos veces por día y usar algún dispositivo de higiene interdental. Por mucho que te cepilles, si no utilizas el hilo dental no habrás limpiado en profundidad tu boca. Además, es recomendable usar también un raspador lingual, un método de limpieza muy efectivo, sobretodo en pacientes con halotosis.

 

  • Algunas enfermedades: como hemos señalado, el mal aliento puede ser un signo de algún problema interno. Es común en enfermedades de origen digestivo, en diabetes o en casos de enfermedad periodontal.

 

  • Determinados alimentos: comer ciertos alimentos como el ajo o las cebollas pueden causar mal aliento. De hecho, el olor se puede percibir hasta 3 días después de consumirlos. Sin embargo, llevar a cabo una buena higiene oral ayuda a eliminar este tipo de olores.

Algunos consejos y tratamiento

  • El 60% de las halitosis son de origen oral por lo que el tratamiento se lleva a cabo en la consulta dental.
  • En caso de estar asociada a mala higiene se realizará una limpieza profesional y se explicarán nuevos hábitos de higiene que incluirán ínterdentales, raspador lingual y enjuagues específicos.
  • En caso de estar causada por periodontitis se deberá llevar a cabo tratamiento periodontal por cuadrantes.
  • En caso de estar causada por infecciones agudas o caries será el dentista el encargado del tratamiento.
  • En el caso de que la halitosis sea de origen extraoral tu dentista te remitirá al médico de cabecera.
  • A veces el paciente siente que tiene halitosis pero no es así. Este proceso se conoce como hálito fobia y lo trata el psicólogo o psiquiatra.

 

Como ves el mal aliento es un problema común en los adultos y suele tener como origen una higiene oral descuidada. Ya sea por la presencia de placa, periodontitis, caries u obturaciones mal mantenidas, el tratamiento de la halitosis oral recae en el dentista. En general, el propio paciente es el que percibe peor la halitosis propia así que suelen ser nuestros amigos o familiares los que nos llaman la atención sobre este hecho.

En caso de sufrir sensación de mal aliento deberías acudir a tu dentista para que haga una evaluación de tu caso en particular y te recomiende un tratamiento.