De entre todas las posibles complicaciones de los implantes, la que más debe preocupar al dentista y al paciente es la infección del implante dental ya que es difícil de tratar y muchas veces pasa desapercibida al paciente.

La idea de que los implantes dentales duran toda la vida es un concepto muy arraigado en la mente del paciente.

La industria se ha esforzado mucho en inculcar esa idea y sin duda muchos dentistas los han acompañado.

Sin embargo, nada en medicina está pensado para durar toda la vida y los implantes no son una excepción.

En caso de que el paciente sea no fumador es más probable que note que algo va mal ya que en caso de infección sentirá que la encía está inflamada alrededor del implante o que sangra al cepillarse.

Sin embargo, si el paciente fuma o es poco sensible puede que no note nada y por eso es tan importante hacer revisiones periódicas que incluyan radiografías.

En el siguiente post te vamos a contar todo lo que debes saber acerca de la infección de los implantes dentales.

Pide una 1ª visita gratis, estamos en Barcelona

 

Tipos de infecciones de los implantes según el tiempo desde la cirugía

 

#1. Infección temprana (poco frecuente)

En general este tipo de infección es poco frecuente y se asocia a cirugías complejas en las que normalmente se ha tenido que realizar algún tipo de regeneración ósea y no únicamente la reposición de dientes faltantes.

También se asocia a pacientes complejos, muy fumadores o con diabetes mal controladas.

En estos casos la cicatrización de la zona trabajada es más lenta y difícil y este retraso es el que facilita que se produzca una infección.

Para evitarlo el dentista deberá dar antibióticos al paciente durante una semana y antiinflamatorios así como geles o colutorios que favorezcan la cicatrización temprana de la herida.

En condiciones ideales, es decir, trabajando con un buen implante, buenos materiales y un buen cirujano, el rechazo del implante se produce aproximadamente en un 2% de los casos y no siempre será posible establecer la causa concreta que ha causado dicho rechazo.

En general, en función de cómo ha ido la cirugía y tras observar la evolución del paciente los primeros 10 días uno ya se sabrá si el implante va a fracasar o no y en caso afirmativo se procederá a la explantación temprana del mismo.

 

#2. Infección tardía (muy común)

Este tipo de complicación es muy común y lamentablemente se explica muy pocas veces al paciente.

LOS IMPLANTES SE INFECTAN y además se infectan con relativa facilidad.

En realidad, para ser exactos no son los implantes los que se infectan sino los tejidos que soportan al implante que son encía y hueso.

Si uno lo piensa bien es lógico.

El implante es una estructura de titanio que se ancla en el hueso y que a diferencia de la mayoría de las prótesis que se introducen en los humanos queda expuesta al exterior a través del diente o corona.

Es está característica la que hace tan compleja la evolución a largo plazo de los implantes ya que no todos los dentistas ni todos los pacientes cuidan suficientemente bien la higiene de su boca como para asegurar la viabilidad de este tratamiento.

 

protesis muy sucia que provoca infección en el implante dental

Aspecto de una prótesis muy sucia y de la encía en la cual reposaba.

 

Cuando el paciente no es capaz de tener un buen control de placa, las bacterias se adhieren a la superficie del implante, igual que lo hacen con el diente, y una vez ahí pueden generar dos enfermedades de los implantes dentales:

La infección tardía del implante puede provocar 2 enfermedades

1. Mucositis (lesión reversible)

Se trata de la inflamación de la encía alrededor del implante como consecuencia del acúmulo de placa.

La mucositis es una lesión reversible y que cura en cuánto se elimina la placa y se mantiene limpio el implante de forma sostenida.

 

infeccion implantes dentales encía inflamada y sangrando

Aspecto de la encía alrededor de implantes inflamada.

 

2. Periimplantitis (lesión irreversible)

Se trata de la pérdida de hueso alrededor del implante como consecuencia del acúmulo de placa bacteriana.

Es una lesión irreversible ya que el hueso perdido en general no se puede recuperar y además es una enfermedad muy difícil de tratar para el odontólogo.

La razón por la cual se trata de una enfermedad terapéuticamente poco predecible es que el implante tiene una superficie rugosa que hace muy difícil su desinfección.

Estas microrrugosidades no son accesibles con ningún instrumento y químicamente aún no se tiene ningún producto que haya demostrado ser eficaz en la mayoría de los casos.

Eso deja al dentista con muy pocos recursos a la hora de ofrecer soluciones a su paciente que muchas veces escucha, con resignación, que la mejor opción es quitar el implante y volver a colocar (si se puede) otro nuevo.

Infección implantes con dos imágenes del aspecto que tienen los implantes enfermos por periimplantitis.

Dos imágenes del aspecto que tienen los implantes enfermos por periimplantitis.

 

 

¿Cómo prevenir la infección tardía de los implantes dentales?

 

A pesar de lo que hemos explicado en el apartado anterior, los implantes son un súper recurso en odontología, que ha demostrado en muchísimos estudios muy bien diseñados que funciona perfectamente y que aguanta muy bien el paso del tiempo sobre todo si se siguen ciertas indicaciones:

  • Visitas de mantenimiento periódicas: Una o dos veces al año, en función del riesgo individual, se debe acudir al dentista a realizar el control del implante. En esta visita se realizará una higiene de toda la boca, se explorará el aspecto de la encía y del hueso alrededor del implante, se harán radiografías de este si procede y una vez al año, en pacientes de riesgo, se desmontará la corona para poder limpiar bien el implante.
  • Tener un correcto control de placa bacteriana: ya hemos visto que con el fin de mantener la superficie del implante limpia es imprescindible una higiene oral óptima. Para ellos existen numerosos elementos que pueden ayudar al paciente como los cepillos específicos, los cepillos interdentales o los irrigadores.
Imagen sobre cómo deben limpiarse los implantes para que no se infecten

Imagen sobre cómo deben limpiarse los implantes.

 

  • Seleccionar un buen dentista que utilice un buen material y que trabaje con un buen laboratorio protésico: En general solo con que se escoja un buen dentista ya se está escogiendo el resto ya que es difícil obtener buenos resultados a largo plazo si se trabaja con materiales de mala calidad y con malos colaboradores. El efecto de seleccionar un buen dentista se observa sobre todo a medio y largo plazo ya que es cuando los tratamientos tienen más posibilidades de fracasar. Es importante destacar aquí que el dinero que se ahorra al principio es odontología avanzada (y esto es lo que es la implantología), más vale no escatimar.

 

Casos reales de cómo hemos tratado las infecciones de implantes en Dental Echeverría

A continuación, presentamos algunos casos de la consulta en los que se puede apreciar la complejidad de la odontología actual.

Obtener resultados óptimos exige, además de conocimiento, estar al día de las nuevas técnicas y tecnología.

Caso 1 tratamiento infeccion implantes dentales

 

Ejemplo tratamiento infeccion implantes dentales

 

flujo digital ejecución tratamiento infeccion implantes dentales

 

Caso 4 tratamiento infeccion implantes dentales

 

¿Qué hacer si crees que puedes tener un implante infectado?

Contactar rápidamente con tu dentista habitual y si quieres puedes contactar con nuestros expertos en implantología en Barcelona y concertar una primera visita gratuita, sin compromiso.

Pide una revisión gratis, estamos en Barcelona