Una de las cuestiones que más preocupa al paciente con implantes es cuánto tiempo va a durar el tratamiento.

En este post vamos a repasar el procedimiento de un tratamiento implantológico y su duración. 

Si quieres una segunda opinión o nuestro consejo…

Pide una cita gratis, estamos en Barcelona

 

Procesos del tratamiento y su duración

 

El tratamiento completo consiste en:

1) La colocación de un tornillo de titanio en el hueso del paciente.

Este proceso se suele realizar en una única visita, a veces en dos si se deben colocar múltiples implantes en maxilar y en mandíbula.

 

2) El proceso de cicatrización de un implante en el hueso, conocido como osteointegración.

La duración de este proceso depende sobre todo de la localización en la que se coloca el implante, de la calidad del hueso y del tratamiento de la superficie del implante.

  • Localización: los implantes colocados en el maxilar tardan más en adherirse al hueso ya que su hueso es más blando que el de la mandíbula. Con el fin de darle tiempo al proceso de osteointegración, se suele esperar un mes más en el maxilar que en la mandíbula. Así los tiempos clásicos son 3 meses para el maxilar y 2 meses para la mandíbula.

  • Calidad ósea: ya hemos explicado que el hueso del maxilar y de la mandíbula no son iguales. El del maxilar es más blando o esponjoso y el de la mandíbula más duro o corticalizado. Estas diferencias también se pueden observar entre distintas localizaciones de la boca o incluso entre distintos pacientes. Es por eso por lo que realizar un escáner antes de colocar un implante es de gran ayuda. No solo nos permite ver el hueso en las tres dimensiones, sino que además nos ayuda a ver la calidad. En huesos muy blandos esperamos un poquito más antes de cargar el implante.

  • Tratamiento de la superficie implantológica: en este post explicamos que una de las cosas que diferencia unos implantes de otros es el tratamiento químico de su superficie. Los mejores implantes del mercado son aquellos cuyo tratamiento permite una unión más rápida y segura de las células óseas. Cuando se usan implantes de alta gama se pueden llegar a reducir los tiempos de cicatrización hasta 4 semanas, aunque lo normal es unificar la carga a las 6 semanas tanto para maxilar como para mandíbula.

 

3) La confección del diente o de los dientes que irán atornillados a los implantes.

Este proceso consta de 3-4 visitas que se distribuyen a lo largo de 6 semanas aproximadamente. Para la confección de las coronas o dientes se necesita la colaboración de un laboratorio protésico que trabaja en 3 fases y esa es la razón por la cual se necesita un tiempo mínimo entre visitas.

Otros factores para tener en cuenta que afectan en la duración del tratamiento

 

Aunque el proceso de osteointegración es el que más influye en el tiempo que transcurre desde que se coloca un implante hasta que se carga la corona, no es la única cuestión a tener en cuenta.

La duración del tratamiento depende además de otros factores entre los que destacan:

1) La presencia o no de un diente en la zona donde va a ir el implante:

A la hora de planificar la colocación de un implante puede suceder que en aquella localización ya no haya un diente o que por el contrario el diente aún esté presente y deba extraerse.

En el caso de que no exista diente se puede proceder a la colocación del implante sin problemas. Por el contrario, cuando el diente esta presente puede suceder que decidamos extraer el diente, esperar unas semanas y colocar el implante. O bien que decidamos colocar el implante a la vez que quitamos el diente en lo que se conoce como un implante postextracción. Suele suceder que al colocar este tipo de implante se coloque un diente provisional atornillado al mismo. Este diente provisional se lleva durante la fase de onteointegración o hasta que sea el momento de realizar la prótesis definitiva.

 

2) Si el diente a extraer presenta infección:

En el caso de que el diente a extraer presente una infección es poco probable que el dentista se decante por colocar el implante de forma inmediata. En estos casos lo más común suele ser extraer el diente y pasadas unas semanas colocar el implante.

 

3) El número de dientes a restaurar y su posición:

En este caso distinguiremos entre prótesis completas, parciales o individuales:

  • Prótesis completa: cuando el paciente vaya a realizarse una prótesis completa de la parte de arriba o abajo, es probable que le digan que le harán carga inmediata.

La carga inmediata consiste en la colocación de una prótesis provisional atornillada a los implantes recién colocados. Esta prótesis se llevará durante el proceso de osteointegración y posteriormente se hará la prótesis definitiva.

  • Prótesis parcial: cuando tenemos que rehabilitar segmentos de más de un diente en maxilar o en mandíbula. Cuando estos segmentos son de la zona de las palas o de la zona de canino a canino, se intentará hacer carga inmediata. En caso de rehabilitar sectores posteriores se procederá con el protocolo clásico, es decir, esperando un tiempo entre la colocación del implante y la realización de la prótesis. Durante ese tiempo el paciente suele llevar una prótesis provisional removible.
  • Prótesis unitaria: se procede igual que con las prótesis parciales. Si el diente a reponer pertenece al sector estético se intentará hacer carga inmediata y en caso contrario, se esperará 2-3 meses hasta realizar la prótesis definitiva.

 

4) Si se dispone o no de hueso suficiente:

Puede suceder que al hacer el escáner intraoral se observe que no hay hueso suficiente. En estos casos el dentista tendrá que valorar si el hueso que hay es suficiente para dar estabilidad al implante.

Cuando hay poco hueso pero es suficiente para anclar el implante entonces podemos colocarlo y regenerar el hueso que nos falta en un único proceso. La carga de la prótesis suele hacerse siguiendo los tiempos habituales.

En el caso de que no haya suficiente hueso para anclar el implante se deberá primero proceder a crearlo, esperar 6 meses, colocar el implante y pasados entre 2 y 3 meses realizar la prótesis. Este es sin duda el peor caso en cuanto a tiempos se refiere, pero en ocasiones no hay más remedio que proceder de esta manera.

 


 

Existen varios factores que afectan al tiempo de tratamiento desde que se coloca un implante hasta que se da el caso finalizado. Será tu dentista el que se encargará de explicarte cuánto va a durar tu caso en particular, aunque a modo de resumen lo normal es que pasen entre 4 y 6 meses.

 

¿Quieres saber qué procedimiento deberías realizar y su duración?

 

Consúltalo con tu dentista habitual y lo más probable es que te haga una revisión. Posteriormente se te recomendará el tratamiento más adecuado para tu caso.

Si necesitas la opinión de un profesional, llámanos y te citaremos sin ningún tipo de compromiso.

Pedir cita gratis sin compromiso