Muchas veces nos preguntamos si el dolor que sentimos en los dientes es normal y si es común entre más gente. Es común que los pacientes acudan a la consulta por sentir sensibilidad, dolor ante bebidas o comidas muy frías o muy calientes, dolor al masticar algo muy dulce o incluso al respirar aire frío. Puede ser que ese dolor no sea en un lugar específico ya que en muchos casos se focaliza en un solo lado de la boca, pero no necesariamente en un diente en concreto.

Si te identificas con los síntomas mencionados, el diagnóstico más habitual es un problema en la raíz de los dientes, concretamente en el nervio que las recorre por dentro.

 

¿Qué causa el dolor de raíz en los dientes?

La mayor parte de casos se dan en personas mayores de 35 años. Es relativamente frecuente ya que a partir de esa edad nuestros dientes ya pueden estar  suficientemente desgastados como consecuencia de un cepillado agresivo, caries o apretamiento dental. En todos estos casos, la raíz está más sensible a los cambios de temperatura y otros factores ambientales y como consecuencia duele.

 

Soluciones para el dolor de raíz

Este dolor es bastante habitual por lo que no deberías alarmarte en exceso. Sin embargo, es conveniente que vistes a un dentista en cuanto surjan para que te diga cuál es la causa y como tratarla. Mientras tanto, puedes seguir estos consejos para reducir la aparición de este problema:

  • Usa pasta de dientes con flúor: el flúor remineraliza el diente previniendo la caries y aumentando su resistencia a la sensibilidad.

 

  • Cambia tu cepillo de dientes regularmente: es muy importante no usar el mismo cepillo de dientes durante mucho tiempo. Se recomienda cambiarlo cada 3 meses ya que este pierde su efectividad. Asegúrate que usas uno de consistencia media.

 

  • No cepilles en exceso: cepíllate los dientes lo necesario para mantener una buena higiene dental. Eso es entre 2 y 3 veces al día en función del riesgo de caries. Es importante que cuando te cepilles no lo hagas con mucha fuerza.

 

  • Visita tu dentista: para asegurarte de que, en efecto, es esto lo que causa ese dolor, visita a tu dentista. Si al final resulta ser un simple dolor de raíz, no te preocupes. ¡tiene solución rápida!

 

El dolor de raíz es muy común y afortunadamente la solución suele ser sencilla. Existen otros dolores causados por problemas más serios para tu salud bucal que ya veremos en un futuro. Por ahora, si sufres de estos síntomas visita tu dentista y sigue bien tu rutina de higiene oral, pero tranquilo, no es de alta gravedad.