En una antigua revista de cine hubieran dicho que las carillas dentales son el secreto mejor guardado de las estrellas de Hollywood.

Pero la verdad es que ni son un secreto, ni están destinadas únicamente a actores famosos. Se trata de una opción indolora y rápida de mejorar la estética de tu dentadura.

 

5 preguntas frecuentes sobre carillas dentales

 

#1. ¿Qué son las carillas dentales?

 

Las carillas dentales son unas láminas pequeñas y muy finas que se colocan sobre en la parte frontal de los dientes.

Teniendo en cuenta su material, existen dos tipos de carillas dentales: las carillas de porcelana y las carillas de composite.

Según la particularidad de cada caso se aplica uno u otro. Las de porcelana son más duraderas y las de composite no necesitan del pulido de las piezas dentales para su colocación.

 

#2. ¿Para qué sirven las carillas dentales?

 

El principal propósito de las carillas dentales es el estético.

Gracias a las carillas podemos cambiar la forma de los dientes, el color, corregir defectos como hipoplasias o manchas y tapar irregularidades.

carillas dentales qué son y para que sirven

 

#3. ¿De composite o de cerámica?

 

Como se ha señalado al principio el uso de un tipo u otro depende de varios factores.

Conviene tener en cuenta que las de composite, a pesar de ser más caras pueden llegar a durar 20 años con un mantenimiento muy básico debido a la nobleza de la cerámica.

Las de cerámica, por su parte, son más porosas y deben pulirse con frecuencia para ofrecer su mejor aspecto. Además, su vida media es menor siendo lo normal cambiarlas a los 5-6 años de su colocación.

 

#4. ¿Cómo se ponen las carillas?

 

Las carillas dentales son como escamas de cerámica o de resina que apenas superan el grosor de una lentilla.

Este aspecto es fundamental ya que al ser tan finas muchas veces no se tiene ni que tocar el diente para ponerlas.

En los casos en los que por cuestiones de protocolo sea necesario desgastar el diente debe tenerse en cuenta que el desgaste es tan mínimo.

Tanto es así, que al realizarlo ni siquiera utilizamos anestesia pues no es un proceso agresivo ni doloroso.

#5. ¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes?

 

Además de ser un tratamiento indoloro, resulta ser una opción rápida con resultados estéticos espectaculares desde el principio.

A esto hay que añadirle que las carillas dentales proporcionan una resistencia extra a los dientes contra elementos dañinos como los ácidos.

Las carillas dentales permiten personalizar la sonrisa de manera que el paciente obtenga un resultado natural y satisfactorio en muy poco tiempo.

Las carillas dentales son prótesis duraderas (pueden alcanzar los 20 años mediante buenas atenciones) y también renovables. Requieren revisiones periódicas, aunque su cuidado no es complejo.

 

#6. Una vez colocadas, ¿cómo mantengo limpias mis carillas dentales?

 

En realidad, el cuidado de una dentadura con carillas dentales no dista demasiado del de una dentadura que no las tenga.

Es básico no utilizar la boca como herramienta para morder alimentos u objetos duros y la higiene dental es la misma: tres cepillados al día con posterior uso del hilo dental y de un enjuague bucal adecuado.

 

#7. ¿Existe algún caso en el que no se pueden colocar carillas?

 

Los pacientes con inflamación gingival o enfermedad periodontal deben tratarse antes de colocar carillas ya que es imprescindible poner las carillas en una encía perfectamente sana.

 

Conclusión: ¿funcionan las carillas dentales para mejorar mi sonrisa?

 

Totalmente. Como te hemos contado es una solución de estética dental muy eficaz y rápida que aporta unos resultados duraderos y espectaculares para una sonrisa blanca y bonita.

Caso clínico antes-después

 

Si quieres recibir un presupuesto para colocarte carillas dentales, contacta con nosotros sin compromiso y estaremos encantados de ayudarte.