Es razonable que, tras una intervención quirúrgica, como puede ser un implante dental o la colocación de una prótesis, al paciente le surjan dudas sobre cómo debe ser el proceso del postoperatorio después de una cirugía bucal.

¿Me dolerá mucho? ¿Puedo comer con normalidad? ¿Qué cuidados he de seguir?

En este artículo exponemos algunos consejos, de carácter general, sobre cómo ha de ser el proceso postoperatorio de una cirugía dental.

Ten en cuenta que nuestras recomendaciones no se ajustan a una intervención concreta, y en ningún caso pretendemos sustituir las instrucciones que te hayan dado en tu clínica dental.

El objetivo que tenemos desde nuestra clínica dental en Barcelona y que os transmitimos en nuestro blog, es el de ayudar a los pacientes de una cirugía oral a acelerar su recuperación y disminuir las molestias generadas después de la intervención.

Qué hacer durante las primeras 24 horas tras una cirugía bucal

Es habitual que, durante los primeros minutos, la cirugía oral provoque pequeñas hemorragias en la boca del paciente. Aunque el sangrado no suele durar más de 10 minutos, ha de controlarse mediante la aplicación de una gasa en la zona afectada.

Por tanto, nuestra primera recomendación es colocar y mantener una gasa hasta que se corte la hemorragia. Para ello, basta con presionar la gasa con los dientes, a través de una mordida constante.

¿Qué medicación seguir minutos después de una cirugía dental?

Conforme desaparece el efecto de la anestesia local, aplicada antes de la cirugía oral, es normal sentir molestias, o incluso dolor, en la zona intervenida, porque está muy sensibilizada.

Precisamente para evitar o reducir al máximo estas molestias, normalmente administramos una pastilla de ibuprofeno o de paracetamol antes de iniciar la intervención. De esta manera, para cuando la cirugía ha terminado el paciente está medicamente cubierto frente al dolor y/o la inflamación.

En función de la intervención, puede ser que tu dentista te recomiende tomar antibióticos durante 1 semana. Las pautas internacionales sobre uso de antibiótico son cada vez más restrictivas con el fin de evitar seguir aumentando las resistencias a los mismos por un uso inadecuado. Esto quiere decir que en muchas de las intervenciones en las que se daban antibióticos “por si acaso” ahora ya no se dan siempre y cuando la literatura científica haya demostrado que su uso no mejora el resultado postoperatorio. Así, en general solo damos antibióticos en cirugías muy extensas, si se hace alguna técnica de regeneración o cuando hemos trabajado sobre localizaciones muy infectadas.

¿Qué hacer para que baje la hinchazón después de una cirugía oral?

Es muy posible que, después de la cirugía, se hinche la cara, fruto de la inflamación de la zona intervenida.

Una manera de reducir la hinchazón es aplicar hielo en la zona afectada del rostro. Puedes envolver unos cubitos en una bolsa de plástico y aplicártelo durante 20 minutos, haciendo paradas cada 3 minutos.

De esta forma, el frío reducirá la sensibilidad y te ayudará a sentirte un poquito mejor.

No obstante, durante los primeros días, es frecuente la hinchazón del rostro, aunque se va reduciendo de manera progresiva. Es por esta razón que al finalizar la intervención se recomendará tomar algún tipo de antiinflamatorio y analgésico tipo ibuprofeno para estar más cómodos y favorecer una buena cicatrización.

¿Qué posición debo mantener durante el postoperatorio de cirugía dental?

En cuanto a la posición corporal, durante las horas posteriores a la cirugía, se recomienda no permanecer tumbado, al menos totalmente. Si te tumbas, usa una almohada para elevar la cabeza, o hazlo en un sillón.

Consejos de salud general tras la cirugía bucal

 

Tras una cirugía solemos recomendar a los pacientes que eviten hacer ejercicio al menos durante las primeras 48 horas. Esto es para no aumentar la inflamación de la zona tratada debido al esfuerzo y también para evitar golpes en la zona.

Además, evita tomar bebidas alcohólicas es también importante  puesto que afectan al proceso de cicatrización e interfieren con la medicación prescrita.

Finalmente, debes dejar de fumar durante los primeros días posteriores a la intervención ya que el tabaco es un elemento muy perjudicial en los procesos de cicatrización y una de las principales causas de infección post quirúrgica o complicación.  

Qué hacer en los 10 días posteriores a la intervención

¿Qué medicamentos tomar tras la cirugía?

Independientemente del tipo de intervención quirúrgica, es conveniente que tomes la medicación prescrita por el dentista. En tiempo y forma.

Cumple con las tomas y la duración del tratamiento, de lo contrario, podría complicarse la recuperación.

¿Qué comer después de una cirugía bucal?

Te recomendamos que sigas una dieta a base de alimentos blandos. Al menos, durante las primeras 48 horas.

Si las comidas y bebidas están frías, mucho mejor. 

Por ejemplo, puedes comer sopas,  tortillas, croquetas, purés, batidos, zumos, yogures, flanes, helado (sin abusar), o cualquier otro alimento de ese tipo.

Evita aquellos alimentos que son especialmente duros, crujientes o pegajosos: frutos secos, carne, bocadillos… 

Tampoco tomes comida ni bebidas muy calientes, puesto que incrementa el riesgo de sangrado al aumentar la inflamación.

En la medida de lo posible, sigue una dieta rica en vitaminas A y C, que favorecen el proceso de cicatrización. De esta forma, mejora la recuperación.

Por supuesto, no consumas alimentos ni bebidas con alcohol, porque interfieren negativamente con la medicación prescrita.

Higiene bucal postoperatoria

Aunque mantener una buena higiene oral es siempre importante, durante el postoperatorio de una cirugía cobra mayor importancia.

La mejor manera de evitar infecciones es mediante una buena limpieza oral, principalmente después de cada comida.

No obstante, hay que llevar a cabo una higiene bucal distinta a la habitual.

En este sentido, no te enjuagues la boca ni te cepilles durante las primeras horas posteriores a la operación. De esta manera, evitarás que vuelva a abrirse la herida y continúe el sangrado.

A partir de las 24 horas de la operación, ya puedes enjuagarte con algún locutorio especial y cepillarte los dientes.

Si el dentista te lo recomienda, usa un cepillo de dientes especial para cirugía, que tienen unas cerdas muy suaves, que apenas se notan. Cuando te laves los dientes, haz movimientos suaves y lentos, de manera cuidadosa, y evita tocar la zona que tiene los puntos. 

En según qué intervenciones es posible que se te recomiende no utilizar ningún tipo de cepillo en la zona tratada y que únicamente te enjuagues con clorhexidina al 0,12% dos veces al día hasta el momento de la retirada de los puntos.

Para ampliar esta información, tenemos en nuestro blog el artículo en el que os explicamos las diferencias entre una higiene dental casera y una higiene dental realizada por un dentista profesional.

Qué hacer si te surge alguna duda

Una vez finalizada la cirugía te enviaremos un documento con las principales consideraciones que debes tener en cuenta tras la cirugía y con el teléfono de la doctora por si tienes alguna duda o complicación. 

No obstante, si observas cualquier síntoma extraño, te recomendamos que llames a la clínica dental y les comentes tu situación.

Por ejemplo, si no baja la hinchazón de la cara pasadas las primeras 72 horas, o sientes un dolor muy intenso durante los primeros días, o el sangrado no cesa horas después de la cirugía, etc. En definitiva, si hay alguna cosa que no te parece normal, contacta con tu dentista.

También, si te sube la temperatura y tienes fiebre.

Postoperatorio: ¿Qué cuidados hay que tener?

A modo de resumen, indicamos todas las recomendaciones que han de seguir los pacientes de una intervención quirúrgica dental:

  1. Presionar la gasa con los dientes durante 10 minutos o más tras la intervención quirúrgica para frenar el sangrado.
  2. Poner una bolsa de hielo en la zona del rostro intervenida para reducir la inflamación.
  3. Tomar un analgésico común para minimizar las molestias y el dolor.
  4. Seguir las pautas de medicación con antibióticos (solo si el dentista te lo ha prescrito) para evitar una infección.
  5. Llevar una dieta saludable y comer alimentos líquidos o blandos, a ser posible, fríos.
  6. No enjuagarse la boca durante las primeras 24 horas.
  7. Aplicar una higiene dental minuciosa, usar un cepillo de dientes especial para cirugía.
  8. No tomar bebidas alcohólicas ni fumar.
  9. Evitar deportes o actividad física de alta intensidad.
  10. En caso de duda, consultar al dentista o médico.