EL CUIDADO DE HOY,
LA SONRISA DE MAÑANA

1ª visita
GRATUITA

Prevención Echeverría

¿QUÉ ES?

Prevenir y diagnosticar precozmente los posibles problemas de salud bucal de los niños.

¿CÓMO LO HACEMOS?

Creamos un ambiente positivo en la primera cita, libre de ansiedad y miedo. Esto se consigue construyendo un vínculo paciente – odontopediatra – ortodoncista – padres desde los primeros años de vida.

NUESTRO SISTEMA

 Sala de espera adaptada.
 Consulta adaptada a los niños.
 Técnicas de control del miedo.
 Personal cualificado para el manejo de los niños.
Formación, orientación y acompañamiento a los padres.

TRATAMIENTOS

 Control de la erupción de los dientes de leche y permanents

 Orientación sobre el desarrollo funcional y estético del sistema masticatorio

 Valoración de maloclusiones en los primeros años de vida

 Diagnóstico y prevención de problemas relacionados con la malposición de los dientes.

 Recomendaciones de higiene individualizadas según el riesgo de caries del niño y la familia

  Tratamiento de caries

  Tratamientos preventivos

  Charlas informativas a padres y madres

LA PRIMERA VISITA AL ODONTOPEDIATRA

¿CUÁNDO DEBE HACERSE?

ANTES DE LA ERUPCIÓN DEL PRIMER DIENTE O DURANTE EL PRIMER AÑO DE VIDA DEL BEBÉ.

¿POR QUÉ?

Es importante no esperar demasiado desde la erupción de los primeros dientes para visitar al dentista, ya que es en las revisiones tempranas cuando se pueden identificar a tiempo los primeros signos y realizar tratamientos sencillos en caso de ser necesario. Cuanto más tarde se introduzca al niño en el control dental por parte del odontopediatra, mayores pueden ser los problemas y por tanto, más complejos los tratamientos. En el niño, la premisa “más vale prevenir que curar” adquiere especial relevancia si el objetivo es disminuir el grado de ansiedad.

¿QUÉ SE HACE?

En ese momento se dan recomendaciones de higiene y de cuidados dentales (recuerda que las caries pueden salir desde que aparece el primer diente). En esta visita de aproximadamente media hora de duración, se hace una revisión individualizada del niño y se dan las recomendaciones de higiene de acuerdo a la edad del niño y al riesgo de desarrollar patologías dentales (además, es el primer contacto del niño con el ambiente odontológico y con su dentista).

A partir de esa primera valoración, se programan vistas de tratamiento o control preventivo, según sea el caso. En Echeverría priorizamos la prevención, es por ello que al acabar el tratamiento, recomendamos visitas periódicas de control 2, 3 o 4 veces al año aproximadamente en función de la predisposición del niño desarrollar alguna patología bucal.

LA PRIMERA VISITA AL ORTODONCISTA

¿CUÁNDO DEBE HACERSE?

A LOS 6 AÑOS COINCIDIENDO CON LA ERUPCIÓN DE LOS PRIMEROS MOLARES PERMANENTES

¿POR QUÉ?

A partir de que salen los primero molares se puede iniciar lo que se conoce como ortodoncia interceptiva que es aquella dirigida a mejorar la forma de los huesos que aguantan los dientes. Este tipo de aparatos se apoyan en los primeros molares y d eahí que se deba esperar hasta los 6 años. Por otra parte, la ortodoncia fija  no se suele iniciar hasta los 12 años más o menos que es cuando el niño ha finalizado todo el recambio de dientes de leche a definitivos.

¿QUÉ SE HACE?

Cuando el niño acude a los 6 años se comprueba que efectivamente le han erupcionado los primeros molares y se valora la necesidad de realizar modificaciones sobre la forma que tiene su paladar y su mandíbula. También se valora si el maxilar y la mandíbula están bien relacionados o si  son más pequeños o grande de lo normal. En caso de que sea así este es el momento ideal para realizar tratamiento dirigidos a mejorar estos aspectos de manera que cuando salgan los dientes definitivos lo hagan en las mejores condiciones posibles. Una vez los definitivos ya han erupcionado, entonces es el momento de valorar que los dientes estén bien posicionados y bonitos y en caso de que no sea así se procede a colocar los famosos brackets u ortodoncia fija.

EL MIEDO AL DENTISTA

¿CÓMO PREVENIRLO?

Lo mejor es que el niño acuda lo antes posible a la consulta del dentista para que se familiarice con el entorno. Así se reducirán drásticamente las posibilidades de tener que llevar a cabo algún tipo de tratamiento.

HERRAMIENTAS

  Ser ingenioso, paciente y agradable
  Predisposición a tratar con niños
  Técnicas comunicativas y de lenguaje no verbal
  Anestesia tópica con sabor agradable
  Técnicas anestésicas lo menos invasivas posibles

CLÍNICA

ira_ferrer--150

NUESTRA ODONTOPEDIATRA

DRA. PAOLA LORENTE

Formación:

 Licenciada en Odontología (Universitat Internacional de Catalunya).

  Máster en Odontopediatría Integral (Universitat Internacional de Catalunya).

  Máster Oficial en Investigación (Universitat Internacional de Catalunya).

NUESTRA ORTODONCISTA

DRA. EVA KATIA STÖBER

Formación:

 Licenciatura en Odontología por la Universitat de Barcelona.

 Curso de Postgrado en “Odontología Integrada de Adultos” (Universitat de Barcelona).

 Master en Endodoncia (Universitat Internacional de Catalunya).

 Diploma de Estudios Avanzados (Universitat Internacional de Catalunya).

 Máster en Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (Universitat Internacional de Catalunya).

 Certificación en técnicas de ortodoncia “invisible”:
– Invisalign®
– Brackets linguales IncognitoTM.

“Vital, inquieta, viajaría siempre si no fuera porque tengo un gran sentido de la responsabilidad.”

NUESTRAS INSTALACIONES

Un espacio adaptado a los más pequeños. Cuando el niño acude a la consulta es
importante que se encuentre con un espacio propio en el que poder entrar
en contacto con los olores y sonidos propios de una consulta de la forma más relajada posible.
Por lo tanto, una sala de espera bien acondicionada tanto para él como para el acompañante es fundamental.